Estás aquí

El impacto de las redes sociales en procesos de búsqueda de empleo

Es probable que las redes sociales influyan en tu búsqueda de empleo, ya sea que lo hagas de forma activa o no. A continuación, te damos nuestros mejores consejos para garantizar que saques partido de ellas en el proceso.

Sé selectivo

Existe una infinidad de sitios de redes sociales y foros en línea en los cuales puedes tener presencia e interactuar. Desde una perspectiva de la administración del tiempo y el esfuerzo, probablemente lo mejor sea elegir un par de ellas y en las cuales te gustaría potencializar tu perfil profesional. Piensa en los sitios que utilizan los reclutadores, Gerentes de Recursos Humanos y tus colegas de la industria y dales prioridad. El sector y el cargo en el cual trabajas serán importantes pero, en general, sitios como LinkedIn serán más útiles que Myspace si quieres hacerte destacar para un nuevo rol.

Completa tu perfil

Si tu objetivo es llamar la atención del Gerente de Recursos Humanos, sin duda, en este caso menos no es más. Presenta un perfil completo, de manera que quienes lo vean puedan tomar decisiones informadas sobre tu idoneidad. Incluye tu carrera profesional de forma completa y breve y menciona todos tus reconocimientos y capacitaciones relevantes. Cerciórate de elegir una foto de perfil que sea adecuada en un contexto profesional: piensa en una foto inteligente de tu rostro, no una en donde estés tomando el sol en la playa. Y, lo más importante, asegúrate de que toda la información que colocas sea verídica, pues es fácil verificarla en un dominio público como ese.

Destaca en línea

La capacidad de atención en línea suele ser momentánea, así que asegúrate de llamar la atención del lector desde el principio. Da formato a tu perfil mediante el uso de párrafos, subtítulos y viñetas cuando corresponda. Repite constantemente en tu perfil el título del empleo que buscas, de manera que tengas más oportunidades de aparecer en los primeros resultados de los motores de búsqueda. Si es posible (sabemos que esto puede ser complicado si tienes empleo en la actualidad), cerciórate de que sea evidente que estás disponible para nuevas oportunidades profesionales.

Demuestra tu conocimiento

Si tienes un blog con información referente a tu mercado, vincúlalo a tu perfil. Haz lo propio con tu cuenta de Twitter si consideras que te dará un valor agregado. Ten en cuenta que a tu posible empleador le interesa que te mantengas al día en las tendencias de la industria y no en lo que desayunaste. Si tienes la oportunidad de debatir en foros, hazlo; sólo considera que una vez que digas algo, ahí se quedará, así que piensa bien en los comentarios que compartas.

 Haz networking una y otra vez

Como ya hemos mencionado, conseguir empleo muchas veces se trata de las personas que conoces y si te conectas con actores clave de tu industria, seguramente estarás más cerca de tu cargo ideal. El networking no es un fenómeno reciente, pues la capacidad de conectarse con personas en línea facilita manejar el proceso. No obstante, toma en cuenta que no debe sustituir a las interacciones tradicionales cara a cara.

El networking es una relación de beneficio mutuo, así que también piensa en lo que puedes ofrecer a tus contactos.

Respaldo público

Las recomendaciones que respaldan tus logros tienen una gran importancia al describirte como un candidato idóneo. Pero algunas recomendaciones tienen más peso que otras: una entusiasta referencia de un cliente satisfecho puede considerarse más valiosa que la recomendación de un colega con el cual trabajaste en un proyecto. Limita estas recomendaciones públicas y elige algunas; de lo contrario, parecerá que has estado consiguiendo opiniones favorables en vez de lograrlas de forma proactiva como resultado de un buen desempeño laboral.

Comienza por buscar empleos en línea, postúlate y no dejes de usar las redes sociales.