La información de un CV te permite conocer la experiencia y habilidades de un candidato, pero el proceso de entrevista es la oportunidad perfecta para evaluar sus habilidades interpersonales e idoneidad para el rol que deseas cubrir. El nerviosismo en un candidato puede alejarlo de tener un buen desempeño  y podría resultar una experiencia bastante difícil para todos los involucrados.

Todos los entrevistadores desean que las cosas salgan bien en una entrevista por lo que ayudar al candidato a relajarse en este proceso hará que la situación sea muy natural.

Si tienes una entrevista en puerta, no esperes más y pon en práctica estos seis consejos que asegurarán un ambiente cómodo:

 1. Toma en cuenta el entorno

Para un candidato, el espacio en el que serán entrevistados puede darles una idea de la compañía. Por ejemplo, si deseas transmitir una cultura informal podrías considerar que la entrevista se lleve a cabo en una zona tranquila del comedor o en un sofá. Considera que las entrevistas deben ser privadas, si hay mucho movimiento alrededor, tanto el entrevistador y como el entrevistado, pueden distraerse.

 2. Realiza una introducción

 Es posible que, por teléfono o correo electrónico, le hayas brindado algo de información al candidato , sin embargo el inicio de una entrevista es el momento de explicar en detalle un poco más de tu rol en la compañía para que exactamente con quién está hablando y por qué eres tú quién lo está entrevistando. Hacer esto tiene dos ventajas: explicar un poco más sobre la compañía y hacer que la entrevista no parezca un interrogatorio, sino una conversación.

 3. Mantente abierto y agradable

A veces los entrevistadores pueden llegar a ser muy fríos con la finalidad de mostrar su lado corporativo. Mantenerse profesional no significa ser hostil; de hecho, es muy probable saques más provecho del candidato si eres abierto y están en un ambiente cómodo. Dale una cordial bienvenida, ofrece alguna bebida y sonríe cuando lo saludes.

 4. Muéstrate alentador

No uses “tu poder” como entrevistador para tratar de hacer sufrir al candidato, conocer sus errores por el nerviosismo no te dará valor agregado, sin embargo puedes ganar mucho si el candidato está tranquilo. Muéstrate alentador para que perciba la libertad de hablar y para que sepa que estás tomando interés activo de lo que está diciendo. Llega preparado, revisa su información con tiempo para que comprendas toda su experiencia y si tienes preguntas, anótalas para que estén listas en el momento.

5. Se claro

Exprésate con claridad y si tienes preguntas, pide que responda una a la vez. Si haces una pregunta y la respuesta no es clara, vuelve a explicar lo que quieres decir. También debes pensar si los términos y expresiones que usas internamente serán entendidos por alguien externo.

6. Haz un buen cierre

El candidato aún podría estar sintiendo nervios al final de la entrevista, si ésta ha ido bien, concluye positivamente: llévalos a que conozcan rápidamente la oficina y cuéntales los pasos a seguir. Si el perfil del candidato no es lo que estabas buscando también se claro y no dejes espacio para que tenga expectativas.

iOS App Store logoAndroid Google Play logo