Según uno de los últimos boletines del mercado laboral del Mnisterio de Trabajo, más del 50% del país trabaja en sectores relacionados con las operaciones, la logística, la manufactura, la atención al cliente, la minería y otras funciones con importante trabajo en terreno. La mayoría de la fuerza laboral de estos rubros, a diferencia de lo que ha sucedido con otras industrias, no pueden optar por el teletrabajo como una opción para flexibilizar su trabajo durante la cuarentena.

Esto no solo pone a las empresas de dichos sectores en una complicada situación logística al tener que equilibrarse con las políticas de distanciamiento social o cuarentena total debido a la crisis con la COVID-19. Sino que también se enfrentan al desafío de proveer a sus colaboradores de mayores opciones de prevención de riesgos y beneficios, ante la imposibilidad de llevarse el trabajo a casa.

La minería

En Chile, en las empresas mineras de gran escala, el total del universo de los trabajadores bordea cerca de 40 mil personas, y en los proveedores más importantes, más de 90 mil, sumando empresas más pequeñas y subcontratistas. Con esto, hablamos de un número importante de personas que trabajan normalmente por turnos y no en sus ciudades de residencia. Lo que supone que las compañías del rubro deban incluso contemplar nuevas medidas de prevención en un contexto en el que gran parte de sus trabajadores deben movilizarse a la faena en avión, buses de acercamiento u otras alternativas que, de uno u otro modo, podrían exponerlos al coronavirus.

Por supuesto, la mayoría de las empresas mineras están trabajando en la reducción de cualquier exposición de sus empleados, es evidente que la falta de opciones de teletrabajo ha supuesto y supondrá un importante desafío para la industria.

La manufactura

En Manufactura, según Observatorio Nacional, emplea 20% de los trabajadores a nivel nacional, y el grueso de los trabajadores se encuentra con funciones relacionados con la operación de la planta y logística. Llegamos a tener un grueso de las personas que siguen operativos en los días de la crisis mundial de salud, incluso en los países con cuarentena, donde fábricas de alimentación, cuidado personal y fármacos deben seguir operativos pese a las circunstancias con el COVID-19.

El sector logístico

En cuanto al sector logístico y abastecimiento, un área que tomo la importancia mayor del país en últimas semanas no solo sigue funcionando de manera física, si no están trabajando de manera excepcional buscando mejoras continuas en sus procesos y enfrentando nuevas realidades, buscando soluciones eficientes tanto para todos los ciudadanos, como para sus propios trabajadores. Tanto dentro de las empresas productivas, como logísticas, la mayoría de los trabajadores debe buscar una fórmula de trabajo seguro y eficiente.

Las medidas tomadas

Dentro de las medidas, el foco está puesto en la movilización.  Es importante optimizar el trayecto desde la casa al trabajo y de vuelta, evitar las multitudes de trasporte público. Para enfrentarse a esto, algunas empresas optaron por pagar por beneficios de acercamiento para eliminar por completo el transporte público. Funciona con camionetas de empresas y con autos compartidos entre colaboradores, que llevan a los compañeros de trabajo desde y hasta sus hogares. En estos tiempos, tanto la empatía y colaboración entre compañeros como el respaldo de la compañía han tenido un gran impacto en la calidad de vida de los colaboradores.

La colación y los servicios masivos de alimentación, como casinos, también quedan en la vereda de prohibición dado las circunstancias. Almuerzos desde la casa o convenios con compañías que llevan los almuerzos para comerlos desde lugar de trabajo, evitando agruparse en el lugar público, son las soluciones inmediatas que observamos en el mercado.

Lo más complejo sigue siendo el traslado entre las ciudades y regiones.  Personal de proyectos mineros, energéticos o industriales, trabajadores por turnos deben cruzar varias regiones, normalmente usando aviones o buses para su traslado. Este problema sigue siendo latente, y esperamos que, en la medida en la que continúen las políticas para evitar contagios, se logren alternativas o un modelo de viaje más cómodo y despejado y resguardado para posibles contagios de coronavirus.

Desde nuestra perspectiva, creemos que el trabajo en equipo, en conjunto con políticas empresariales comprensivas, permite sacar el lado más humano y colaborativo de todas las partes. Las circunstancias actuales ameritan el trabajo conjunto para minimizar la expansión del virus y cuidar a las personas que conforman los equipos de trabajo es clave para afrontar a la COVID-19 con resiliencia y de la manera más saludable posible para las compañías.

---

Anastasia Samokhvalova

Consultora Senior

LinkedIn

[email protected]

Anastasia tiene 7 años trabajando en consultoría de Recursos Humanos desarrollando proyectos frente a distintos rubros. Actualmente lidera la división Técnica en Page Personnel. 

iOS App Store logoAndroid Google Play logo